squash.com.mx El mundo del squash en un solo lugar

Entrevistas

¿Qué son esos cuartos blancos?: Karla Urrutia

- Karla Urrutia se despide de la categoría juvenil con la gira por Norteamérica este diciembre
- “Cuando te arden las piernas, que no puedes ni moverte, pero te tiras al suelo y sabes que lo hiciste, esa sensación me mueve”
Redacción

Dos minutos menor que su hermana gemela Karen, con 18 años de edad ya está haciendo sus pininos en el alto rendimiento, además del circuito WSA (Women’s Squash Association). Recién terminó la preparatoria pero tiene los estudios en pausa a la espera de conocer lo que se siente ser profesional;  si los resultados le favorecen entonces elegirá una carrera que pueda combinar con el squash, como psicología del deporte o educación física.

Karla Urrutia quiere ser grande, ser reconocida en esta disciplina, confiesa que el camino ha sido largo y difícil, desde la categoría sub 9 hasta este momento, sus últimos meses como juvenil. Se detiene para reflexionar con nosotros sobre el momento que está viviendo actualmente, recordando que todo comenzó con una inocente pregunta sobre este deporte.

“Empecé con el ajedrez porque mis papás lo practicaban, pero se me hacía aburrido y me desesperaba, luego me metí a futbol pero mi papá me sacó porque me lastimaban mucho, jugaba de delantera, después me metieron a volibol, pero nunca me gustó porque venía el balón hacía mí y me daba miedo, luego entré a natación pero me aburrí porque era todo dentro del agua y no me gustaba”. Estos han sido algunos de los pasos de Karla dentro del deporte.

Entonces, cuando tenía 7 años, abrieron una secundaria dentro de un deportivo llamado “Olímpico” en Uruapan, Michoacán, su tierra natal, donde había unas canchas de squash, americanas, muy viejas con puerta de concreto, ella le preguntó a su papá: 

¿Qué son esos cuartos blancos?

- Es un deporte pero no sé cómo se llama ni cómo se juega

“Entonces le comencé a pegar a la bola contra la pared, no tenía nada que hacer, pero llegó el que fue mi primer entrenador Gabino González y así a la brava me quitó esas cosas para tenis, me dio otras, me dijo esto se llama squash, se juega así, que era entrenador y que si quería me podía enseñar, acepté y a los 6 meses ya estaba jugando mi primer torneo ahí, en ese deportivo, casi a las 8 años donde quedé en tercero”.

Meses después jugó su primer torneo nacional, el Ciudad de México, en la categoría sub 9 (cuando todavía existía), ella entrenaba en cancha americana pero jugaba bola blanda. Más tarde, todavía con 8 años, ganó su primer nacional. Desde entonces comenzó a disfrutar la sensación de ganar, los entrenadores se acercaban para decirle que tenía talento.

La llegada a CONADE

Los primeros 6 años dentro del squash la entrenó Gabino González, su descubridor, hasta que llegó el momento en que él ya no tuvo más conocimientos que transmitirle, era necesario salir a buscar, su primera opción estuvo en Morelia, donde iba a entrenar cada fin de semana, pero no funcionó, alguien más en Uruapan se ofreció con los mismos malos resultados, para entonces ya tenía 13 años y su nivel había descendido.

La opción estaba en CONADE, contaba con el ranking para ir hacia allá, “tenía 14 años la primera vez que fui, estuve 2 meses y me regresé corriendo, no aguante estar afuera de mi casa y el ritmo está muy cañón, pero me sirvió porque aprendí unos ejercicios que pude hacer en mi casa, fue muy duro pero me dije: el próximo año voy a regresar y voy a aguantar, entrené en mi casa y cuando regresé al año aguanté la carga de todo, entonces todavía no terminaba la prepa, así estuve 4 años yendo”. Luego de terminar la escuela, Karla Urrutia ya está de forma permanente en las instalaciones de CONADE. 

Depresión

El año pasado quedó a un lugar de estar en el selectivo realizado en CONADE para los Juegos Panamericanos, en ese momento no le dolió, pensó que no estaba preparada para eso. Sin embargo,  a la semana siguiente participó en el Torneo de Boca del Rio; en primera ronda derrotó a Imelda Salazar, quien ya tenía su lugar para estos juegos, “entonces fue cuando me dije: pudiste haber hecho un papel mejor”.

Pocos días después la sacaron de CONADE para que sólo entrenara la gente que competiría en Guadalajara, así que regresó a casa. “Mi mamá me obligó a ver la inauguración de los Juegos porque yo ni siquiera la quería ver, pensé ahí pude haber estado, la depresión no fue instantánea pero a Canadá y Estados Unidos me fui pesando casi 60 kilos, ya no quería ir ni a entrenar y decía ¡para qué, si cuando llega el momento importante no quiero sobresalir!”

Logros

Es ganadora del premio estatal de deportes en Michoacán 2012, también cuenta con el premio al mérito deportivo en 3 ocasiones dentro de su municipio, Uruapan. Después del tropezón anímico del año pasado, ella se prometió un repunte y lo logró, este 2012 ha sido de ensueño, cumpliendo varios objetivos, la Olimpiada Nacional, el boleto a la gira norteamericana de diciembre al conquistar a nivel nacional su categoría juvenil, la sub 19.

Aunque sin duda los más importantes fueron las tres medallas de oro en el Campeonato Junior de Colombia, categorías individual, dobles y por equipos; además con la “selección mayor” participó en Ambato, Ecuador, dentro del XXII Campeonato Panamericano de Squash donde ganó plata en dobles, pero como la número dos nacional le queda el reto del Campeonato Mundial por Equipos en Nimes, Francia, además se ha trazado que para 2013 estará dentro de las primeras 50 de WSA.

Dentro de las experiencias de este año que termina Karla Urrutia nos cuenta: “tuve mi primera participación como parte del circuito profesional en el torneo de Samantha (Terán), no como en Boca del Río o el SquashPro, donde pensaba: si gano o pierdo no pasa nada. Entré súper motivada contra esta chava que era la 40 o 43 del mundo (Sarah Jane Perry de Inglaterra en 1ra ronda de cuadro principal), porque si ganaba iba contra Samantha y quería jugar en su cancha, en su torneo, dar un buen papel, hacerla sufrir un rato”.

También nos cuenta que: “entré al court pensando, sí le gano, sí le ganó, pero perdí 3 a 0, yo sentí que lo hice muy bien, seguramente pude haberlo hecho mejor o tal vez me falló algo la estrategia, pero saliendo del partido pensé que tal vez no me había servido toda mi motivación, me sentí muy triste, enojada y desmotivada, pero ya pensando más en frío dije: no Karla, no tenías con qué darle a la chava, está durísima. Pero me di cuenta que me hace falta físico, me falló la estrategia, aprendí que me está faltando hacer más”.

Inspiración

Eso es lo que ahora persigue, seguir creciendo dentro de su deporte, aunque nos confiesa que por estos días su motivación más grande es María Espinosa, la taekwandoína sinaloense, doble medallista en Juegos Olímpicos, “es una persona súper linda, muy humilde, estoy viviendo con ella en la CONADE, veo sus entrenamientos y me parece impresionante, mi motivación es ver su actitud ante todo lo que le ha pasado”.

Reconoce que en el squash su modelo a seguir es ella, aunque hay dos jugadores que la han inspirado, Sarah Fitzgerald y Peter Nicol, “me parecen jugadores muy completos, me encanta como juegan”. 

Karla Urrutia manifiesta su gran pasión por el deporte y su compromiso personal haciéndonoslo sentir con esta frase: “cuando te arden las piernas, que no puedes ni moverte, pero te tiras al suelo y sabes que lo hiciste, esa sensación me mueve”.

Busca tu club

En esta sección podrás encontrar el club más cercano a tu zona, solo ingresa tu código postal y sabrás donde acudir.


info@squash.com.mx Todos los derechos reservados 2014

Desarrollado por Itelligent