squash.com.mx El mundo del squash en un solo lugar

Entrevistas

La mente y el cuerpo en el momento: Felipe Trujano

“Creo que es más difícil ser entrenador que ser jugador”
“México como país no tiene el lugar que le corresponde ni deportiva ni organizativamente”
Es el año de 1973, Richard Nixon declara un acuerdo de paz entre Estados Unidos y Vietnam, Nueva York inaugura sus Torres Gemelas y George Foreman arrebata a Joe Frazier el campeonato de los pesados en el boxeo. En México el presidente Luis Echeverría Álvarez estaba en su tercer año de gobierno, con su política de apertura pretendía restaurar la normalidad de la vida democrática, pero la tasa inflacionaria seguía en ascenso.

En el futbol Cruz Azul era campeón y el barrio de Tlatilco veía el nacimiento de Cuauhtémoc Blanco, pero la Ciudad de México comenzaba a vivir el desarrollo de un deporte que ganaba cada vez más admiradores, Felipe Trujano fue uno de ellos, “en un edificio propiedad del ingeniero Carlos Sánchez y su hijo, Mario, debajo de los departamentos tenían una canchita no reglamentaria, se jugaba con la pelota dura, bien dura y bien grande, el deporte me gustó de inmediato, ese año también llego al Club Delta, también aquí comenzamos a jugar”, recordó.

“Dos cosas fueron las que me engancharon, el aspecto deportivo, muy interesante, con retos y el aspecto social, me encantó que este deporte lo jugara gente de buen nivel, gente preparada, con poder económico, intelectual. Era el boom del squash en México, eso me llamó la atención”. 

Felipe Trujano ha vivido las diferentes etapas posibles dentro de nuestro deporte, jugador, entrenador y dirigente; con una estancia muy importante en Europa, principalmente en Suecia y Alemania, como jugador y entrenador, después regresó a nuestro país a transmitir todo el aprendizaje adquirido en el viejo continente. Felipe nos recibe en su club, el Squash Delta.

“Como se los enseño a los niños y jóvenes, la mente y el cuerpo en el momento, como jugador en esa época no pensaba en nada, no en lo económico, sólo me dejaba llevar por las ganas de triunfar, de ser famoso, destacar,  por eso, creo que es más difícil ser entrenador que jugador, porque vives una presión muy diferente”.

“Como jugador fue una etapa corta, en el 82 me hago seleccionado nacional, me voy a jugar a Europa durante esos años, estoy en torneos de Suecia, Alemania, allá se jugaba bola y cancha inglesa yo llego jugando bola dura y me encuentro con que son 160 países los que forman esa asociación y aquí nos llamábamos “dizque” campeones mundiales, pero sólo éramos E.U.A, parte de Canadá y México. En Alemania en el 85 me lastimé el codo y decidí regresarme”.

Entonces en 85 te retiras y comienzas tu etapa como entrenador que aún sigue, ¿Es así?

“En el 85 regresé, transmito todos los ejercicios que aprendí en Suecia, al respecto Marcos Méndez me comentaba hace días, que desde ese tiempo no ha habido mejor entrenamiento que ese que trajimos, por palabras de él me dice que sólo se ha encontrado con 2 o 3 ejercicios diferentes, pero nada comparado con lo que traje de Europa, que es cuando mejor se sintió, cuando tuvo su mejor momento y que aún sigue impartiendolos, eso me llena de satisfacción”.

“En el año 90, vuelvo a Europa y hago campeón nacional de Alemania a Tobias Stone, entreno al equipo de Hamburgo durante dos años, se convierten también en campeones nacionales, Alberto Serrano, mexicano, se queda como profesional en Alemania, entrené a Ulises Márquez, ahora también entrenador y más tarde viene la etapa con Eric Gálvez, la más brillante, la que mejor ejemplifica el trabajo que vengo haciendo”.

“Anteriormente en la etapa del 85 al 88, entreno a Edgar Morales que se hace seleccionado nacional, Oscar Ojeda, Arturo Castillo, Armando Zarazúa, Hernán Ávila, Arturo Manzur, pero en todas mis etapas he dejado todo”.

¿Llega entonces el momento de estar en la Federación?

“Ahí estuve del 97 al 2000, aproximadamente tres años y medio tan solo, fue muy difícil, no tienes contenta a toda la gente, terminé pensando que con que yo me sintiera bien con lo que estaba haciendo bastaba, porque el mundo quisiera todo gratis, creen que merecen todo, se convierte uno en un tramitador gratuito de la gente”.

“Yo creo que trabajaba 16 x 7, empecé con 5 asociaciones, terminaron 25, empecé con 14 mil dólares, terminé con 200 mil, crecimos mucho; pusimos la cancha de cristal en varias plazas, Loreto, Inn, Mundo E, en Puebla, San Luis Potosí, el deporte se promovió, Alfredo Ávila empezó en un programa gratuito de la Federación, los Camacho conocieron el squash y Elizabeth se motivó en P. Loreto, adopté a Eric Gálvez, tuvo todo gratuito mientras yo estuve ahí “.

“Por eso abiertamente quiero decir que los que ahora están haciendo lo que están haciendo, pues no lo están haciendo con la entrega que debía hacerse, ya llevan mucho tiempo y deberían tener el valor de reconocer que no lo están haciendo bien y mejor retirarse (sic)”, puntualizó.

¿Cuál consideras tu mayor aportación al deporte?

“Definitivamente haber traído la bola blanda y la cancha inglesa a México, tarde muchos años en demostrárselos a todos, desde que regresé en el 85, a las canchas americanas les pinte las líneas ya como inglesas,  empecé a pugnar y a promover este tipo de canchas la primera inglesa se hizo en la Av. Texcoco, en la Posada del Ángel, un hotel que está en Neza”.

“También mi idea de acoger y tener a un joven, a un niño en tu casa, al que le enseñes todo, como lo podrás ver aquí en el club, brindarles apoyo, escuela, asesoría en la cancha, no sólo técnica, táctica, sino también lo mental, la motivación, el apoyo psicológico, afectivo, todo eso es muy importante”.

¿Dime tres jugadores que destaques en tu andar por el deporte?

“Sólo ha habido 3 campeones en México, Mario Sánchez, Marcos Méndez y Eric Gálvez, cada uno, 10 años como los número 1 en nuestro país”. 

¿Qué objetivos te faltan por cumplir dentro del squash?

“El principal es que lo que empecé con Eric Gálvez, continúe, mi objetivo número uno, también sin duda, es que México esté situado en el lugar 4 o 5 y la manera de hacerlo es creando institutos, en donde los niños lleguen como lo hizo Eric, y se les dé el apoyo, alimentos para que puedan llegar a esos grandes resultados”.

“México como país no tiene el lugar que le corresponde ni deportivamente, ni organizativamente, porque nada más los dirigentes ven su propio interés, antes llegábamos de EUA y Canadá con los niños, íbamos por 6 de 8 lugares, ahora si acaso nos traemos  1, Estados Unidos no era nadie, ahora es 8 a nivel mundial, ya tienen una campeona juvenil, nosotros aún no hemos podido hacer alguno, creo que nos lo merecemos, pero sólo trabajando y uniéndonos, triangulando con deportistas y clubes se puede lograr el objetivo”.

Busca tu club

En esta sección podrás encontrar el club más cercano a tu zona, solo ingresa tu código postal y sabrás donde acudir.


info@squash.com.mx Todos los derechos reservados 2014

Desarrollado por Itelligent