squash.com.mx El mundo del squash en un solo lugar

Dolores de calan: calambres

Calambre Sed Salud | 18 de Mayo, 2012 | Compartir
Son súbitos y molestos pero pueden prevenirse
Redacción

No falta que en pleno entrenamiento o partido de squash alguno de los jugadores repentinamente, y sin razón aparente, pare el partido o peor aún se tire al piso por un dolor agudo que súbitamente se le presentó en alguna parte de su cuerpo; uno de los músculos se contrajo súbita e involuntariamente, siente tensión y tras unos instantes el malestar comienza a ceder. ¿Qué le pasó?, Sencillo, sufrió un espasmo muscular, mejor conocido como calambre.

Esta afectación, que es común entre atletas que practican disciplinas de alto rendimiento como el squash, se manifiesta espontáneamente en distintas partes del organismo como las pantorrillas, los muslos, los pies o las manos. Aún los deportistas más experimentados pueden llegar a padecerlos independientemente de que sigan un efectivo programa físico. 

Las causas de los calambres pueden ser muchas, pero en general se destacan tres. La primera es que hay un sobre uso o fatiga del músculo. Otra razón es que el cuerpo se ha deshidratado debido a que no se han ingerido suficientes líquidos (consulte artículo Saciando la sed del squash); este punto es de suma importancia para los raqueteros ya que el squash es un deporte muy sudoroso y por ende se pierde mucha agua. Finalmente otro motivo es que hay una descompensación o desequilibrio principalmente de sodio, potasio y vitaminas B.

Otras razones incluyen exposición al frío o al estrés, realización de algún movimiento inusual, que no haya suficiente circulación sanguínea en el área afectada o bien que se ejercite en lugares donde haga mucho calor y haya humedad, así como el consumo excesivo alcohol, drogas o medicamentos. Las causas son varias pero es recomendable que se consulte a un médico cuando los calambres son frecuentes.  

Ahora bien, si ya es muy tarde y ya se está padeciendo de un espasmo muscular lo primero que debe hacerse es detener la actividad que detonó el calambre, lo segundo es tratar de estirar suavemente el músculo o grupo de músculos, tratar de mover y masajear sutilmente el área afectada y finalmente aplicar calor y seguir masajeando para ayudar a que la sangre siga circulando, si se desea se puede valer del uso de una crema relajante muscular. 

Aunque estos dolores llegan sin avisar los atletas pueden tratar de prevenirlos  haciendo estiramientos y calentando antes de entrar a la cancha, también ingiriendo suficiente cantidad de agua o bien bebidas hidratantes con electrolitos; otra forma es darse masajes en el cuerpo y tener una dieta saludable que contenga sodio, potasio y vitaminas B.

Los calambres son dolores que calan, son involuntarios y llegan sin avisar, mas se pueden prevenir. 

Busca tu club

En esta sección podrás encontrar el club más cercano a tu zona, solo ingresa tu código postal y sabrás donde acudir.


info@squash.com.mx Todos los derechos reservados 2014

Desarrollado por Itelligent