squash.com.mx El mundo del squash en un solo lugar

Entrevistas

Ser un atleta no es un trabajo, es un estilo de vida: Laurens Jan Anjema

- “Creo que mi sueño siempre fue jugar squash profesionalmente, ser el campeón mundial número uno.”
- “Cualquier cosa que haga, sólo quiero hacerla con pasión.”
Creo que mi sueño siempre fue jugar squash profesionalmente, ser el campeón mundial número uno, dijo Laurens Jan Anjema, squashista de origen holandés quien a sus casi 30 años ocupa el lugar nueve del Top Ten global de esta disciplina desde diciembre de 2010. 

Laurens comenzó a jugar a la edad de cinco años cuando su padre (12 veces campeón nacional de Holanda) lo llevó por primera vez a un court. A sus 17, Jan Anjema practicaba además de squash, hockey y tenis; mas el joven holandés decidió enfocarse sólo al primero de esta lista profesionalmente. Sus padres querían mandarlo a la universidad, pero al final decidieron apoyarlo.

Cuando descubrieron mi pasión me apoyaron y dijeron “si vamos a hacer esto, vamos a hacerlo bien”, dijo Anjema, quien recordó que tras este suceso llamó a Neil Harvey, coach de Peter Nicol (el mejor jugador del mundo en ese entonces), para entrenar con él, y así fue por los siguientes cinco años. 

Aunque Laurens llegó a jugar otros deportes, al final escogió el squash porque para él, el éxito o fracaso sólo dependería de sí mismo; además tuvo grandes modelos de rol a seguir cuando vivió en la ciudad de La Haya, en Holanda, como los australianos Johnny White y Billy Haddrell. Así, sabiendo que “gastaría” el dinero de su padre se fue a entrenar a Londres.

Fue un gran sacrificio por aquello de la vida social, entrené muy duro; lo único que hacía era entrenar, comer, dormir, tenía 18 […] Cuando miro hacía atrás pienso que todo lo que quería hacer era jugar squash, no me importaban los amigos, las vacaciones, y él (Neil Harvey) me probó seis meses.

El apoyo de sus padres fue crucial, además agrega que luego de estar un tiempo en Londres regresó a Holanda para el selectivo de Campeonato Mundial por Equipos que se jugaría en Australia, sin embargo cayó ante “Mark” en el primer match 3 a 1, lo que le impidió ir al torneo. Aunque estaba triste porque muchos le apostaban por haber entrenado con Harvey, siguió adelante. 

Esa noche regresé a Londres llorando, pero Neil me motivó a seguir y me dijo: “Cree en lo que estás haciendo, no hay atajos, no es rápido, sólo mantente” y tras dos meses de seguir fui a mi primer PSA y llegué a las finales desde qualys […] sin el apoyo de mis padres y coach, seguramente habría parado.

En octubre de 2002, Laurens ganó su primer torneo profesional, el Squash Aux Lices, en Rennes, Francia y desde entonces ha estado en más 120 competencias, ha ganado 61% de sus juegos, hasta el momento cuenta con 11 títulos y 17 runners up. Pero, a pesar de sus estadísticas, él quiere más. 

...Estoy orgulloso de lo que he alcanzado, en especial del top ten, pero si eres un atleta, sabes que no eres feliz porque siempre quieres un poco más. Amo una línea de la película Troya donde sale Brad Pitt y la chica le pregunta “¿Qué es lo que quieres?” y él contesta “Quiero lo que todo hombre quiere, quiero más”. Es una simple línea, pero es cierta y ése es el impulso, el deseo que te mantiene a seguir adelante, siempre estarás un poco insatisfecho porque siempre quieres más. Supongo que no es una gran base para una vida feliz.   

Laurens es un jugador que se maneja por la motivación, la inspiración y una mentalidad deportiva; ¿quién lo motiva?, según sus palabras, la gente que es mejor que él, como su entrenador físico o bien “Terry”, el dueño de la posada montañés donde se hospeda cuando va a entrenar a Colorado, quien ama ser un corredor y cada mañana prepara con detalle su desayuno. 

Hacen las cosas porque quieren, no porque deban hacerlas, ése es el amor a su estilo de vida […] con esa mentalidad puedes mantenerte por siempre porque disfrutas lo que haces y no te auto presionas por obtener un resultado.

Ser el nueve del mundo no ha sido fácil, y aunque al principio se sentía arrogante porque pensaba que todo lo había logrado por él mismo, luego de leer “Outliers” de Malcom Gladwell, su visión cambió; a veces el entorno o la “suerte”, como Laurens la llama, intervienen al igual que el trabajo duro, en el éxito de una persona. 

…El libro habla de gente exitosa y describe las circunstancias de cómo, cuándo y dónde alcanzaron la gloria, cosas que están fuera de control: suerte. Cuando terminé el libro me dije “mi éxito no sólo dependió de mí, sino de la suerte”, suerte de haber sido hijo de un 12 veces campeón nacional, quien me llevó a las canchas a los 5, de vivir cerca de un club de squash, de tener padres deportistas, de haber tenido a Rory Watt como mi primer coach…

Con o sin suerte, Laurens ya tiene un lugar en la historia del squash mundial, su sacrificio valió la pena tras alcanzar su mayor éxito: el top ten. A él no le importó dejar a un lado su vida social por entrenar duramente, cuidar su alimentación, sueño y recuperación, ya que considera que para todo hay un tiempo y un lugar, de ahí que su mayor desafío durante su carrera ha sido saber que “ser un atleta no es un trabajo, es un estilo de vida”.

Laurens al estar tan comprometido con su pasión encuentra la manera de divertirse con ella, sobre todo cuando entrena: Amo entrenar en Colorado, por eso voy ahí y me ejercito mucho en exteriores corro, hago bicicleta de montaña, incluso escalo; a veces es difícil como squashista, porque siempre estás en interiores y te puedes aburrir, así que está bien cuando me voy durante el verano para hacer cosas distintas, ése es mi mayor trabajo, hacerlo divertido para mí. 

Como parte de su temporada de actividades, Jan Anjema vino a México en octubre y noviembre para participar en el Abierto Mexicano de Raquetas de Toluca. En el inter, dio una exhibición donde enfrentó a Alfredo Ávila, pupilo de su amigo y compañero de entrenamiento el mexicano Cuauhtémoc Gómez a quien conoció durante su estancia en Londres. Sus expectativas para ese torneo fueron claras.

Va a ser una competencia fuerte, el cuadro es duro también, pero si algo he aprendido como profesional es que no debo gastar energía pensando en quién va a jugar o si las condiciones están o no a favor, sólo debo hacer lo mejor que pueda cada día […] sé que habrá una gran atmosfera, habrá una cancha de cristal y mucha gente…

Durante el partido de exhibición a Laurens le sorprendió el calor de los mexicanos “me pedían fotos y autógrafos, me trataron como una estrella” dijo, para él no suele ser común, sin embargo, resaltó que el que en México se reconozca a alguien porque sobresale, ayuda a motivar sobre todo a los más pequeños y eso también lo impulsa. 

Estar entre los más sobresalientes es un logro, pero a corto y mediano plazo Laurens tiene un objetivo muy claro: ser un mejor jugador, quiere continuar perfeccionándose, más allá de un ranking. Y en un futuro más lejano no sabe si continuará o no en el deporte o bien si se saldrá completamente del squash, regresará a Holanda o se irá a trabajar a Estados Unidos, donde de acuerdo con él, hay muchas oportunidades laborales; por el momento el matrimonio o lo hijos, no forman parte fundamental de la felicidad de este squashista. 
 
Cualquier cosa que haga, sólo quiero hacerla con pasión quiero ser absorbido totalmente en una cosa y hacerlo lo mejor que pueda, a veces la gente piensa que los atletas son muy enfocados, no beben, no van de fiestas, no fuman, pero sólo es un giro en el foco […] espero que la gente no me dimensione con alguien cuya vida sólo es el squash, porque sólo es una pequeña parte de ella. 

Palabras y lo que significan para Laurens Jan Anjema

Squash: Vida
Reto: Salto
Derrota: Resbalón
Éxito: Trabajo
Música: Techno
Canción: Go love de Mark Knopfler
Familia: Apoyo
Amor: Sobrevaluado  
Gusta: Facebook
Disgusta: Ignorancia 


Busca tu club

En esta sección podrás encontrar el club más cercano a tu zona, solo ingresa tu código postal y sabrás donde acudir.


info@squash.com.mx Todos los derechos reservados 2014

Desarrollado por Itelligent