squash.com.mx El mundo del squash en un solo lugar

Entrevistas

La importancia de apellidarse Terán

- Entrevista con Javier Terán (2ª parte)
- “No me gustó nada el cambio hacia las canchas inglesas”.
- “El apellido Terán es conocido en todo el mundo y ella (Samantha) no lo dice, pero lo digo yo”.
Redacción

Uno de los testigos más cercanos del nacimiento y desarrollo del squash en nuestro país es Javier Terán, deportista nato que recorrió varias disciplinas y que en la primera parte de nuestra entrevista nos platicó precisamente sobre todo este proceso que ha vivido a la par de su vida.

Ahora, en esta nueva entrega, recorreremos junto a él, la transición de las canchas americanas hacia las inglesas, lo que nos trae hasta la actualidad de nuestro deporte en el país y su “papel” como el padre de la mejor jugadora de todos los tiempos en esta tierra.

¿Cuándo fue su contacto con las canchas inglesas y su adaptación a las mismas con una nueva pelota? 
“Yo estuve en la etapa de transición con mi club con 5 canchas, pero viene el cambio cuando empezamos a ver las revistas europeas con las canchas inglesas, en este momento una vez más, interviene el licenciado Villafranca, también la familia Sánchez, porque nos empezamos a interesar más en el deporte del que somos campeones” (recordarán que él junto a otros jugadores contemporáneos se habían alzado como campeones de squash, tras haber vencido a todos en Canadá y Estados Unidos).

“Así que traje a Hashim Khan, el mejor jugador de squash de todos los tiempos, haga de cuenta el Maradona o el Pelé del futbol, lo traje a mi club a dar unos partidos de exhibición, ahí me encontré con un gran aficionado y también jugador de squash, Alejandro Martí, por eso pone squash en sus clubes, junto con él y otro amigo que se apellida Ampudia llevamos a Hashim por toda la República a dar exhibiciones”.

“A consecuencia de esto el squash se va para arriba, venta de raquetas, todo tipo de implementos para jugar incrementaron sus ventas, pero Khan nos dice entonces, ustedes deben tener canchas inglesas, por su influencia, más las de las otras familias que te platicaba hace un momento, dijimos, nos olvidamos de la americana y vámonos a las inglesas, esto sucedió entre el 80 y el 85”.

Samantha nunca ha jugado en una cancha americana con pelota dura porque cuando empezó a practicar estaba justamente esa transición, Javier Terán sintió  que ya no podía alcanzar las metas que buscaba sobre las canchas inglesas y la nueva bola, así que la impulsó entonces: “¡Pues tú sigue! Ahora ya está la cancha inglesa, pero no me gustó nada el cambio”, aseguró.
“Por las redes sociales y el tipo de información, además de la globalización, el mundo entero sabe que hay una mexicana que está entre las mejores jugadoras del mundo. En los primeros viajes internacionales de Samantha fuimos juntos, ahora ya no le puedo seguir el paso, ella se va y regresa a los tres meses con gran parte del mundo recorrido.

“Cuando nosotros llegamos a Europa, no la conocían y ahora que regresamos al pasado mundial que fue en Holanda, no el de Rotterdam, éste fue en otra parte de ese país, bueno, pues conocían el apellido Terán en todo el mundo y ella no lo dice, pero lo digo yo, la reconocían y nos felicitaban como padres de Samantha de donde fueran, de Malasia, Hong Kong o donde fuera”. 

¿Entonces en qué momento cree que se encuentra el squash de nuestro país?
“Cuándo hay un deportista destacado en cualquier disciplina, un solo personaje, él puede hacer sonar a todo un país, entonces al Samantha ser reconocida mundialmente entre las 10 mejores jugadoras por ganarle a la 2, a la 5 y a la 7, pues causa expectación, la gente piensa, en México se debe jugar muchísimo el squash y como Samantha debe haber atrás toda una gran generación, o sea no saben que es sólo un esfuerzo individual, entonces ¿Dónde está México? Con prestigio, con muy buen prestigio y no sólo con las mujeres, también los hombres”.

¿Estamos ante el mejor nivel del squash en nuestro país?
“Me doy cuenta que la gente en general no capta muy bien el nivel. Y éste es definitivamente el mejor momento del squash en México, a pesar de que hay otras personas que fueron muy destacadas en este deporte, como la familia Méndez que estuvo en Estados Unidos, Juan Méndez estuvo conmigo en el equipo, todos ellos han sido muy destacados, como Mario Sánchez pero en Estados Unidos, ese fue el problema, no los campeonatos del mundo, esa es la parte que les faltó, igualmente a mí, yo no tuve la oportunidad de entrar ahí”.

“Ninguno de los jugadores que en ese tiempo fueron muy destacados tuvieron esa oportunidad, faltó continuidad para que pudieran llegar a algún torneo importante de PSA”.

 ¿Entonces lo que hace falta para los jugadores es fogueo?
“Definitivamente, porque están a la altura de cualquier jugador del mundo pero jugando allá, no jugando aquí y yendo allá, eso es muy difícil, sin abundar en el tema, imagínese, Samantha tiene que jugar con hombres, los hombres tendrían que traer a un extranjero y jugar con él, estar a ese nivel o irse, como lo hace ella (Samantha)”.

“Porque aquí juegan, entonces los ve usted tremendos, pensamos que son lo mejor que hay, pero cuando van allá de repente la velocidad y el aguante es más fuerte, los tiros son más precisos, ¡Así deberían de foguearse! Porque en Europa hay ligas, como de futbol, entonces están jugando todas las semanas, acá no, se entrena y luego van a la guerra, está difícil”.

¿Qué papel juega la Federación en este desarrollo?
“No puede uno decir, si la Federación hiciera, porque también los clubes y al ser un deporte tan competitivo hay mucha separación, psicológicamente hablando influye el individualismo, si usted ahora quiere ser un buen jugador, se mete a la cancha y a lo mejor entrena solo, hace ejercicios, pero no tiene nada que ver con una liga, después tendrá que medir su preparación dentro de un torneo, pero no hay de que, vénganse todos y vamos a hacer ligas y entrenen y vamos traerles un entrenador, ojalá fuera así pero todavía falta tiempo para que se logre”.

 ¿Es eso, sólo tiempo?
“Pues evolución porque sino, no vamos avanzar, toda evolución nace con una conciencia propia, necesitamos juntarnos  e ir por el objetivo, hay que despertar conciencias, nosotros formando equipo, Samantha y yo, como equipo o como familia, jugadores, nos pasó, por eso le dije, tienes que irte a Europa, vete y allá te tienes que medir con ellos”.

Evolución, conciencia, solidaridad, cualidades que no sólo se requieren dentro del squash sino también como sociedad mexicana, un llamado con la que Javier Terán nos invita a quedarnos y reflexionar con el objetivo de dar el siguiente paso hacia algo más grande, juntos.

Busca tu club

En esta sección podrás encontrar el club más cercano a tu zona, solo ingresa tu código postal y sabrás donde acudir.


info@squash.com.mx Todos los derechos reservados 2014

Desarrollado por Itelligent