squash.com.mx El mundo del squash en un solo lugar

Saciando la sed del squash

Sed squash | 3 de Enero, 2011 | Compartir
¡Aguas con no beber agua!
El jugar squash va más allá de ir a la cancha y dar lo mejor de sí a fin de adjudicarse una dulce victoria. Por eso para satisfacer realmente la sed del squash es necesario hidratarse correctamente con el objeto de tener un buen desempeño en esta disciplina, pero sobre todo para cuidar la salud de los apasionados raqueteros.

En este deporte se suda demasiado, por eso es necesario mantener un equilibrio en la hidratación del organismo. En ese sentido, se debe saber que el sudor es la vía más rápida para perder agua durante el ejercicio y por ende, deshidratarse; ello ocurre porque el cuerpo en un afán por regular su temperatura transpira para disipar el calor que se genera ante una intensa actividad física.

De no compensarse esta baja del vital líquido, puede generarse un desequilibrio que se verá reflejado en un menor rendimiento físico, disminución de la función mental, falta de control motriz, desconcentración, así como cansancio, mareos y calambres. Por eso es importante hidratarse, principalmente si se considera que una persona que hace deporte demanda de 5 a 6 veces más cantidad de agua por encima de lo normal.

Sin embargo, ¿cómo sabemos cuál es la dosis necesaria? Esta pregunta es complicada de responder, porque todos los deportistas son distintos y sus necesidades también. Además hay variantes internas y externas que igualmente influyen en cuanto al consumo de agua. De hecho, de acuerdo con el Instituto Australiano del Deporte, los requerimientos de fluidos se ven afectados por: cuestiones genéticas (unas personas sudan más que otras), el tamaño del cuerpo, la condición física, el medio ambiente (se transpira más en lugares cálidos y húmedos) y por supuesto, la intensidad del ejercicio.

Aunque no hay una guía estandarizada con recomendaciones de cuánto se debe beber, sí existe un método que puede ayudar a cada individuo a saber cuánta agua gastó y cuánta debe consumir luego de cada ejercicio. Los expertos sugieren que se haga un monitoreo y medición del peso corporal previo y posterior a cada actividad deportiva. Así, los atletas pueden estimar fácilmente sus requerimientos, ya que cada kilogramo perdido es equivalente a un litro de fluido.

Una vez que se conoce el déficit de agua, los deportistas pueden instaurar un plan acorde a sí mismos, a fin de mantenerse bien hidratados para antes, durante y después de cada sesión física. El seguir un programa establecido también ayuda a que no se beba de más, y de igual forma a que no se ingiera de menos, ya que como se ha hecho evidente, la sed no es indicador viable para saber si se está hidratado o no. La recomendación de Squash México es que siempre se consulte a un especialista en la materia.

Finalmente, se debe agregar que el agua no es el único recurso para mantener con líquidos al cuerpo, ya que las bebidas energéticas igualmente pueden resultar una buena opción que no sólo hidratarán al cuerpo, sino también lo abastecerán con electrolitos, carbohidratos, sodio y potasio, entre otros nutrientes para su buen funcionamiento y mantenimiento.

De esta forma se puede concluir, que el sudar la “gota gorda” para los amantes de la raqueta debe tener otro sentido, porque va implícita la necesidad de estar constantemente hidratados para saciar efectivamente, pero sobre todo, saludablemente, la sed del squash. 

Busca tu club

En esta sección podrás encontrar el club más cercano a tu zona, solo ingresa tu código postal y sabrás donde acudir.


info@squash.com.mx Todos los derechos reservados 2014

Desarrollado por Itelligent