squash.com.mx El mundo del squash en un solo lugar

Este es el juego del calentamiento

calentamiento | 1 de Enero, 2011 | Compartir
¿Quién no se acuerda de la canción que los profesores de deportes nos hacían repetir de niños para comenzar con los ejercicios?: “Este es el juego del calentamiento, hay que seguir la orden del sargento, ¡Jinetes, a la carga…!” seguramente muchos de ustedes sí. ¿Y a qué viene el comentario? pues sencillo, el calentamiento es justamente la antesala necesaria para rendir efectivamente en cualquier actividad física o en un deporte tan exigente como es el squash.

Se sabe que si se practica squash se obtienen grandes beneficios como la reducción de peso, quema más de 600 calorías, mejora los reflejos y la coordinación de movimientos, ejercita el corazón, combate el estrés, etc.; pero como pasa con cualquier deporte, si no se ejercita adecuadamente y no hay un calentamiento previo se pueden pagar las consecuencias de lastimarse, sufrir contusiones, calambres, torceduras en articulaciones, dolores de espalda, etc.

Por eso y para evitar dichas afectaciones es fundamental contemplar dentro del entrenamiento, un período de calentamiento que permita al squashista alistarse en cuerpo y mente. El calentamiento son ejercicios que movilizan los músculos y las articulaciones de forma progresiva y se realizan antes de una actividad física que requiere de mayor intensidad con el fin de preparar el organismo y mente del deportista.

Un proceso de calentamiento incluye activación de articulaciones, tonificación muscular, calentamiento específico (de los grupos musculares a usar) y ejercicios de elasticidad. Asimismo, de acuerdo con los expertos, para que un calentamiento sea adecuado debe ser progresivo (ir de menor a mayor intensidad y dificultad), contener estiramientos y evitar repeticiones excesivas que repercutan en una fatiga de músculos.

El tiempo que requiere este procedimiento previo a un partido de squash o de cualquier deporte en general, va en función de la misma condición física del jugador, es decir, si es un profesional amerita más calentamiento que uno que tiene un nivel no profesional. La edad también es un factor que influye en la duración, ya que un niño necesita menos tiempo que un adulto. Y claro como todos los cuerpos y metabolismos son distintos, la recomendación es que el calentamiento sea supervisado por un experto o un entrenador.

Así, la "canción del calentamiento" que tanto fue enseñada a muy corta edad, toma un sentido más trascendente para quienes practican squash u otro deporte, ya que el calentar mejora la velocidad de contracción y relajación de los músculos, reduce la rigidez y el riesgo de padecer alguna lesión, facilita la oxigenación y ayuda a la concentración y preparación psicológica para competir en un torneo. Por eso, a seguir la orden del sargento, ¡Jinetes, a la carga!

Busca tu club

En esta sección podrás encontrar el club más cercano a tu zona, solo ingresa tu código postal y sabrás donde acudir.


info@squash.com.mx Todos los derechos reservados 2014

Desarrollado por Itelligent